Los deberes nos persiguen. ¿Realmente son necesarios?

Galletas y abrazos para desayunar

Deberes

Hoy quiero reflexionar sobre los deberes, esa actividad cotidiana que persigue a las familias con hijos escolarizados: llenan de actividad las tardes, amenizan los fines de semana e incluso acompañan en vacaciones. Oficialmente cumplen varias funciones: ayudan a fijar contenidos, a asimilar contenidos difíciles, promueven el trabajo autónomo en el niño y la autodisciplina. Estamos tan habituados a ellos, están tan introducidos en nuestra cultura, que son pocas las personas que cuestionan su existencia y su necesidad.

Como madre, los deberes nos acosaron a mi hija mayor y a mí durante muchos años. Y aprendimos a convivir con ellos. Pero como maestra, no puedo dejar de preguntarme: ¿realmente son necesarios? ¿Son la mejor manera de inculcar en los niños el aprendizaje autónomo y la autodisciplina? Si escogemos tareas escolares que los niños ya dominan con el fin de que trabajes solos, ¿no se convierte en una tarea innecesaria? Y si…

View original post 1,149 more words

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s